Entrada de blog

Álvaro Requerey - Lo vintage se desenfada

Hace poco más de un lustro, cuando estaba estudiando en Sevilla arquitectura técnica y era jefe de obra en una constructora, nadie hubiera sospechado del contundente giro vital que Álvaro Requerey haría en su vida. De un trabajo y una vida más o menos estable en su ciudad natal -y tras una incursión en Florencia- este joven sevillano se hizo diseñador a costa de sus ahorros personales. Ahora, tiene un interesante camino por delante porque todos coinciden en que es distinto. Empezando por el modelo de su marca de ropa SCARS, representado por él mismo. Es decir, Requerey es su propia marca, la imagen masculina de sus productos, y ha empezado con buen pie…

Alvaro Requerey comenzó customizando su propia ropa. Pantalones, chaquetas, camisetas que acaban transformándose al gusto de su propietario. En su estancia en Florencia, donde finalizó sus estudios de arquitectura, se dio cuenta que tenía un don especial para esto de la moda. “Allí me llamaban ‘príncipe’ porque tenía la melena pero sin la barba de ahora. Incluso, un hombre por la calle me dijo ‘ey qué elegante’. Y así me convertí en más creativo.”
A su vuelta a Sevilla, a un céntrico bar de copas de la Plaza Nueva, llegó luciendo una de sus prendas estrella: una chaqueta militar confeccionada a partir de una tela de la segunda guerra mundial, inspirada en las casacas que luce el diseñador Alessandro Squarzi. “La chaqueta militar le da hombría a un hombre”, asegura. Alguien se le acercó en el bar y le preguntó el lugar dónde la había comprado. Y es a partir de aquella situación cuando Álvaro toma la decisión de crear su propia marca. Eso y, sobre todo, ser su propio jefe.
“Ser un asalariado es ser esclavo. El 70% de los jefes son unos cretinos de modo que prefiero ser emprendedor y convertirme en mi propio jefe”. Y por esto decidió crear SCARS, una marca de ropa que le permite desarrollar toda su fantasía con absoluta libertad de horarios y sin la presión de un jefe. “No he creado una marca para ser millonario, sino para ser feliz”, admite.
El estilo
El estilo de SCARS define muy a su protagonista, criado entre las fábricas del sevillano barrio de San Marcos. Aunque se trata de una marca de ropa sevillana poco o nada tiene que ver con Sevilla. “Aquí en Sevilla somos muy clásicos vistiendo y mi ropa puede tener más tirón en Madrid, Barcelona o Ibiza”. Él define el carácter de sus prendas como “desenfadas pero con estilo, vintage o como un desorden ordenado”. Prendas tanto para mujer como para caballero en el que caben chaquetas, camisetas, pantalones bombachos apitillados y altos con fajín.
Y todo esto nace de la cabeza de alguien que salía por las noches vestido con traje de chaqueta “para ligar más”, ya que cuando vestía normal no se “comía un colín”, explica entre risas. Llamar la atención es importante porque “en cierta medida, el mal gusto está más expandido que el buen gusto. La gente, en general, viste super mal”. Así de contundente es Álvaro Requerey  que ha hecho de su pasión por pasear y observar a la gente una manera de estudiar la moda.
En este sentido, admira profundamente el estilo británico del actor David Niven, todo un ejemplo de galán del cine de Hollywood. También, por los mismos motivos, al mítico Cary Gran, otro actor muy en la línea de lo que a Álvaro Requerey motiva.  
Complementos
También es interesante la colección de anillos y brazaletes que él mismo suele lucir en sus dedos y muñecas. Las joyas que diseña son réplicas de piezas antiguas que ya no se suelen hacer creadas a partir de plata envejecida combinadas con piedras naturales. ◉.

por José Antonio Rodríguez

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Lo más visto

Contacto

Dirección: Calle Chicarreros 7,
                 CP: 41004, Sevilla

Tel: 627 943 102

       954 229 631

Email: direccioncomercial@revistaescaparate.com

Website: http://www.revistaescaparate.com