Entrada de blog

Viajando a Estambul

  Por Ana Nievas.

Hace poco, mi querido amigo Mario Niebla del Toro y una servidora viajamos a Estambul acompañando a un grupo de médicos estéticos para visitar las instalaciones del  Dr. Serkam Aygin y conocer de cerca la operativa de trabajo con España. Allí conocimos las últimas técnicas de implante de cabello, y la forma en que desde España y a través del Dr. Nicolás Pérez, los pacientes pueden viajar a Estambul. En la página veintiuno os lo contamos con todo lujo de detalles. 

Como podéis suponer, no dejamos pasar la oportunidad de visitar una de las ciudades más bellas del mundo. Dónde Europa se cruza con oriente dando como resultado una mezcla de lo más atractiva. 

Compras, restaurantes, terrazas y por supuesto visitas culturales imprescindibles, es de lo que os voy a escribir. Aunque vayáis poquitos días debéis organizaros para no perderos nada.

Un buen punto de partida es comenzar por El Gran Bazar. Perderse no es difícil, porque aquí sabes cuándo entras, pero cuando sales es un misterio por resolver. No importa lo que te hayas propuesto, hay que tener mucha fuerza de voluntad para salir. Nos costó, pero lo conseguimos. Desde luego es absolutamente necesario visitarlo, siempre teniendo clarísimo qué es lo que quieres: Lámparas, tejidos, alfombras, toallas,  bisutería, bolsos, todo lo que imagines y más están ahí dentro ¡esperando a que tu tarjeta haga estragos! ¿Nuestras  compras? Un shahtoosh ideal (Kulaber Teksil. Ressam Basmacilar Sok. No 9), cojines de seda maravillosos y alguna que otra pulserita, tiradas de precio para que tus amigos sepan que no te has olvidado de ellos.

Otro de los mercados que debéis visitar es el Mercado Egipcio donde podéis encontrar, especias, delicias turcas,  esponjas naturales, y no sabéis la gama de tés que hay. Allí fue Mario quien se volvió más loco que yo, ya sabéis que él es muy inglés en muchas de sus costumbres, lo dicho, ¡una maravilla!

Tampoco podéis perderos la calle que va desde la plaza Taskim a Gálata. Allí podéis encontrar las típicas tiendas tipo Mango, Gap, Top Shop, Zara. Para mí esto no tiene mucho de interesante, pero el paseo es muy agradable, ¿Lo que yo recomiendo? Coger el tranvía en Taskin y bajarte al final para ir paseando hasta el puente, parando en la plaza Gálata y hacerte la obligada foto. En esa calle peatonal podéis encontrar tiendas vintage ideales, tomaros un deliciosos zumos de granada, comprarte a tí o a tus peques un albornoz de lo más ideal y mil caprichos más.

Por último, si vuestra economía os lo permite, podéis visitar la zona de Nicantasi, donde podéis encontrar todo el lujo traído de Estados Unidos y de Europa.

Hay una variedad infinita de restaurantes, terrazas y bares de copas, ¿mis recomendaciones?  Por supuesto el 360, un roof ideal, donde puedes ir a cenar y luego tomarte una copa, ya que se convierte en discoteca, si no te apetece bailar, te la tomas en la terraza que tiene unas vistas espectaculares. Es de los sitios más caros, pero merece la pena ir, aunque sólo sea a una copita.

Otro restaurante espectacular es el que se encuentra en el top del hotel The Marmara en la plaza Taskim, deliciosa la comida y súper bonito el diseño, las vistas son una auténtica maravilla.

Si la hora de comer os pilla visitando el Gran Bazar tenéis que ir a Doydukmu, que se encuentra dentro de la zona de compras y toda su comida es deliciosa.

Cuando estés por la zona de Taskim, no dejes de tomar la deliciosa limonada que preparan en Hafiz Mustafa, absolutamente deliciosa.

En lo que a visitas culturales se refiere, hay mucho que ver en Estambul. Recomiendo que el día que destinéis a las compras, crucéis por el puente Gálata, veréis cómo cambia todo de un lado al otro, pasamos de Europa a oriente de la manera más visual que podáis imaginar. El paseo sobre el Bósforo es muy agradable, las vistas, los pescadores que se agolpan en la barandilla, tiene un encanto especial. Cuando llegas te encuentras unos barquitos-restaurantes con mesas dentro y fuera que siempre están muy ambientados. Nunca he tomado nada ahí, pero si están tan llenos no deben ser malos, ¡la próxima visita lo pruebo!

Uno de los grandes atractivos de Estambul, es la Mezquita Azul, de impresionantes dimensiones que aún sigue cumpliendo las funciones de templo religioso. La entrada es gratuita, y debéis saber que no es apropiado ir con falda o pantalón corto, pero si te coge así, no pasa nada, allí te dan una especie de pareo para que te cubras, las mujeres además debemos ir con la cabeza cubierta con un pañuelo. Hay que entrar descalzado y nos sorprende la impresionante cúpula y la baja altura de las lámparas, además de su tamaño. Si una vez allí coincide con la llamada al rezo, la experiencia será aún más bella. 

Cruzando la plaza de Sultanahmet nos encontramos con el Museo de Santa Sofía. Fue construido como iglesia para los católicos, para luego convertirse en templo musulmán y finalmente pasar a ser un museo. Es visita obligada. Impresionantes los pórticos de entrada con unas dimensiones increíbles me resultaron sobrecogedores, la belleza de los mosaicos perfectamente conservados y las vistas desde allí a la mezquita azul, hace que los 10€ que pagamos a la entrada hayan merecido de sobra la pena.

La Cisterna Subterránea ha sido lo que más me ha impresionado. Sorprende por sus dimensiones,  sus columnas de mármol dispuestas de manera que el número parece infinito, el agua sobre la que andamos, todo hace que nos hagamos una clara idea de la enorme bóveda en la que nos encontramos. Además de todo esto y por si fuera poco, alberga esculturas de la época romana, destacando las “cabezas de medusas”. Paz, misticismo, silencio, relax es lo que siente cuando estamos en este “Palacio Subterráneo” que desde luego no podéis dejar de visitar.

Por último y muy recomendable es navegar por las aguas del Bósforo, estrecho que conecta el Mar de Mármara con el Mar Negro y separa la parte europea y asiática de Estambul. Lo ideal es coger un ferry de las líneas turcas, y por sólo 10€ disponerse a disfrutar de la maravilla que nos espera. En este viaje no tuvimos tiempo, pero sí lo hice la primera vez que visité Estambul y no podía dejarlo pasar. El Palacio Topkapi. Santa Sofía, Soliman, el puente, la torre Gálata, el Palacio de Dolmabahce, impresionantes casas palaciegas del siglo XIX en las orillas son algunas de las maravillosas vistas que se disfrutan. Hay diferentes paradas, yo recomiendo la última,  Anadolu Kavagï para pasear y tomar algo en uno de sus muchos bares, es precioso y absolutamente recomendable. 

Y hasta aquí nuestro viaje. Las risas han estado presente hasta cuando dormíamos, y desde luego no hemos podido tener mejores compañeros, gracias Nicolás Pérez, Carmen Danta, Luis Caño, Alicia González, Ana Fernández, Miguel Ángel Quirós, Carlos Moreu, Cristina y Silvia Arruabarrena, conoceros ha sido también una gran experiencia,  ¡la mejor de todas!

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Actualidad

Lo más visto

Contacto

Dirección: Calle Chicarreros 7,
                 CP: 41004, Sevilla

Tel: 627 943 102

       954 229 631

Email: direccioncomercial@revistaescaparate.com

Website: http://www.revistaescaparate.com