Por las callejuelas con

Familia Foronda, más de un siglo como símbolo del mantón y la mantilla

Casi un siglo en nuestra ciudad, con orígenes riojanos y lo mejor de Sevilla guardado en el corazón de una familia que ha sabido llevar la belleza de la estética tradicional de la tierra a todos los rincones del mundo. El mantón de manila y la mantilla española son dos de los emblemas que la firma Foronda no ha dejado de exportar desde hace 95 años. ¿Quién no tiene un complemento de Foronda en su casa?
Era finales de la primera década del siglo XX, Un joven Juan Foronda Manzanres aterrizaba en Sevilla llegado desde una pequeña localidad riojana llamada Berceo para establecerse en la fábrica de textiles Peyré. Tras trabajar con Vadillo, en 1923 se independiza y funda la marca Foronda.
Su primer local lo abrió en la calle Hernando Colón para después continuar en Argote de Molina, donde ahora continúa esta factoría familiar. Tras enfermar, su hijo Juan Foronda Blasco se hizo cargo de la empresa para elevarla a los primeros niveles de la artesanía popular andaluza.
Su mujer, Sara Balbuena Caballero, es la heredera de este negocio con tiendas en los enclaves principales del centro histórico. Sus cuatro hijos, Juan Manuel Foronda Balbuena, José Luis Foronda Balbuena, Álvaro Foronda Balbuena y Javier Foronda Balbuena, mantienen viva la llama que inició su abuelo hace casi cien años. Actualmente, seis nietos esperan recibir algún día esta hermosa herencia patrimonial de la ciudad. Entramos en las entrañas de Foronda, el lugar donde se fabrica la belleza más sevillana desde 1923.

-Sara, ¿cómo era su suegro?
Era una persona con mucho mérito. Formó un gran negocio de la nada. Luego mi marido dio una evolución a lo que él empezó. Era una persona que iba por delante de su tiempo
-Y entonces, ¿cómo una persona de Logroño decide a ponerse a hacer mantones?
-Aprendió en Peyré y luego siguió trabajando por su cuenta. Encontró ahí su negocio. Muchas veces no sabes hasta qué punto te especializas tú o especializas a tus clientes. Esa parte la llevaba él muy bien.
- Este es un negocio que, dentro de la tradición, ha sabido evolucionar…
Sí. Mi abuelo empezó realmente con el negocio textil general. Dentro de eso se empezó a especializar en el bordado de mantones y mantillas. Los vendía al por mayor en Hernando Colón. Era una tienda pequeña donde arriba tenía la vivienda con la familia. Cuando se fue a Argote de Molina avanzó el negocio hasta hoy.
-Todo hasta las seis tiendas que se conservan en la actualidad…
-Sí, se abrieron en la segunda generación Foronda y que aún mantienen la llama viva: las dos de Sierpes, la de Hernando Colón, la de Argote de Molina, la de Tetuán y la de la plaza Virgen de los Reyes. Actualmente hay unos 25 trabajadores y en época punta metemos algunos más.
-Y en todo esto, suponemos que la familia será un elemento fundamental.
-Totalmente. Ha sido la que ha levantado esto. Desde mi suegro, pasando por Juan Foronda Blasco, hasta los actuales regentes.
-Juan Manuel, ¿recordaréis entonces cada minuto entre mantones?
- Por supuesto, veníamos siempre en fiestas a echar una mano. Recuerdos siempre de estar rodeado de mantones, mantillas y el buen ambiente. Y es que la familia es importantísima. Desde chico hemos venido a ayudar en el negocio. Hasta el olor de la seda lo hemos vivido. Desde pequeños tenemos este negocio en las venas. Yo espero que esto siga y seamos capaces de transmitirlo a nuestros hijos. Seguimos aquí porque la fortaleza del negocio es la familia y sus empleados.
-¿Es importante Sevilla para Foronda?
-Importantísimo. Creo que Sevilla marcó a mi suegro y le dio la oportunidad de desarrollar la idea que él tenía. Eso, en otro sitio, hubiese sido muy difícil. Sevilla para nosotros es todo.
-Y al revés, ¿qué significa Foronda para Sevilla?
-Creo que mucho también. Estamos muy presentes en la ciudad. Por ejemplo, cuando viene una productora de fuera y quiere hacer un reportaje de Sevilla, el propio Ayuntamiento o la Junta de Andalucía los manda a nuestra fábrica o a la tienda. Llevamos 95 años y tres generaciones. Por desgracia, no quedan muchos negocios así.
- Pocas cosas existen tan nuestras como un mantón de Manila…
-Es un artículo muy arraigado en nuestra cultura. Vino de Manila pero lo hicimos muy nuestro. Quitamos los motivos orientales y los llenamos de flores. Creo que formamos una parte importante de nuestra cultura. Ahora que el flamenco está tan de moda se nota mucho más.
- Es uno de los elementos más hermosos de nuestra cultura y muy difícil de realizar. Juan Manuel, ¿cómo se fabrica cada pieza?
-Se puede hacer a mano o a máquina. Se diseña el mantón que luego tú plasmas en la seda. Se repasa con una especie de tiza, se marcan los colores que va a tener y ya sobre ese dibujo se empieza a bordar. Cuando se termina pasa al flecado.
- ¿Cuáles son los colores más demandados?
-Procuramos hacer un poco de moda y crear, dentro de esta tradición, algunos más actuales. Este año vienen muy fuerte el rojo, el violeta y los colores pasteles. Después está el tradicional como el negro bordado en colores. Podemos hacer cualquiera que nos pida el cliente.
- ¿Quiénes han pasado por aquí a grabar?
- Pues de muchísimos países: italianos, de Reino Unido, japoneses, rusos, americanos, etc. Una vez nos pidió una joyería nuestros mantones para hacer nuevas creaciones basadas en los modelos. Es muy reconfortante que cuando quieren enseñar la ciudad, una de las cosas en la que piensan sea en Foronda.
- Y también muchas personalidades tendrán en sus casas mantones con la firma de Foronda, ¿no?
-La Casa Real tiene mantones nuestros, tanto la reina como las infantas. También, muchísimos artistas. Colaboramos con Canal Sur y el programa ‘Se llama copla’ que saca toda la semana mantones nuestros. María del Monte tiene, colaboramos con el Museo del Flamenco, Cristina Hoyos tiene. Cuando se casó Mar Flores le compraron una mantilla de las nuestras. La reina de Jordania también posee uno, a la mujer de Obama le regalaron un mantón cuando vino a Sevilla. Hace poco, fue la cumbre hispanoamericana, nos pidieron desde el Ministerio de Asuntos Exteriores una mantilla para regalarle a cada una de las mujeres que asistirían al evento. Las que salen en la película Carmen son nuestras. Ahí colaboramos con Victorio y Lucchino en todo ese vestuario. A Ainhoa Arteta le encantan nuestros mantones.
- ¿Recuerda alguna anécdota?
-La madre, cuando se casó su hijo con la Infanta Elena en Sevilla llevaba una peina nuestra. Traía la suya pero era más alta que la de la reina y por protocolo no se la podía poner. Entonces vino aquí a por una peina nueva. Fue en vísperas de la boda.
- ¿Cómo llega a la Casa Real un mantón de Foronda?
-Recuerdo (Sara) al jefe de protocolo de la Casa Real. Se puso en contacto con nosotros porque la Reina tenía que hacer un regalo. Nos dijo el presupuesto que tenía, se lo enviamos y quedaron muy satisfechos. De eso hace unos 20 años.
- ¿Es verdad que las infantas les hicieron abrir la tienda un día de Semana Santa?
- Sí. Las infantas que estuvieron en Sevilla en Semana Santa hace bastantes años, vinieron un Jueves Santo y no tenían mantilla. Entonces fueron a buscarnos a los palcos, abrimos la tienda y les llevamos las mantillas al Alcázar para que se las colocaran.
- ¿Está de nuevo la mantilla de moda?
-Para novia se vende ahora muchísimo. También para enganches y para las coronaciones. Para Semana Santa y madrina es un diario constante. Es una alegría que se hayan recuperado estas tradiciones tan nuestras.
- Siguiendo con la mantilla. Una de las fotos de la Esperanza Macarena más universales tiene la firma de Foronda. ¿Es cierto?
- Digamos que sí. Fue una composición que hizo Haretón cuando dio el pregón Juan Foronda. Cuando la Virgen estaba en besamanos, estuvimos con él y le preguntó a Juan si le dejaba una mantilla de las nuestras. A partir de ahí, se convirtió en un icono que está en muchos lugares de la ciudad. También tienen mantillas nuestras la Virgen de la Palma, la Estrella, el Mayor Dolor y Traspaso, Monsterrat… Hay por toda España.
-En el plano cofrade, esta familia no se entendería sin la hermandad del Buen Fin y viceversa. ¿De dónde viene esta estrecha relación?
-Es a través de mi suegro. No sé de qué forma entró siendo de La Rioja pero acabó como hermano mayor. Luego fue su hijo y ahora tenemos la suerte de que José Luis lo es. Tres generaciones seguidas. Desde chico hemos vivido la hermandad
- Tradiciones que también se trasladan a los hermosos exornos para el Corpus Christi. Foronda ha ganado más de 30 premios en balcones…
-Sara, nuestra madre (hablan os hijos), fue la que empezó. Hay que defender nuestras tradiciones y la sevillanía. Desgraciadamente esto se está perdiendo y nosotros queremos aportar ese granito de arena para que se mantenga en el tiempo. Es un trabajo duro pero la gente lo agradece muchísimo.
- Mantones que se cuelgan de los balcones y también complementos que se venden en todas las tiendas de Foronda. ¿Cómo surgió esa evolución?
-Hubo un momento que el mantón pasó una crisis entre los años 70 y 80. No había bordadoras. Se dejó de llevar. Entonces Juan pensó que había que buscar otras salidas y fue cuando montamos la tienda grande de Sierpes. Después volvió a ponerse arriba. La gente tenía los mantones en el arca de la abuela y no los sacaba, se perdieron muchos en esa etapa.
-¿Cuántos mantones se fabrican al año en Foronda?
-Salen en función de la demanda de todos los clientes. Desde para una niña como para una autoridad. Perfectamente se fabrican 1.000 al año. Multiplícalo por 95 años de vida…
- Sara, ¿cómo debe vestir una mujer de gitana?
-Con un vestido nuestro de flamenca y con unos complementos de Foronda (sonríe). Las mujeres sevillanas son todas muy guapas. Así que en el momento que lleven un buen traje imagínate.
-A la espera de cumplir 100 años, ¿qué le piden al futuro?
-Que nuestros hijos y sobrinos sigan la estela. Que siga existiendo la unión tan maravillosa que hay en la familia que es lo que nos mantiene tan vivos. Somos unos enamorados de este negocio y de nuestra ciudad. ◉

Texto y fotos: Javier Comas

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Lo más visto

Contacto

Dirección: Calle Chicarreros 7,
                 CP: 41004, Sevilla

Tel: 627 943 102

       954 229 631

Email: direccioncomercial@revistaescaparate.com

Website: http://www.revistaescaparate.com