Por las callejuelas con

María del Monte

El Teatro Maestranza se llenó hasta la bandera el pasado treinta de marzo para celebrar el treinta aniversario de su carrera como Reina indiscutible de las sevillanas. Ella cantó a la canción española, sin la sombra de los pinos para piropear a Sevilla de Plaza Nueva, a la Sevilla de Machado, al mayo florecido, para la Sevilla de Abril , su Feria y sus mil maravillas con las que llegar a enloquecer. Ella es del Sur y sus costumbres son estas con las que pregona y describe a Andalucía, entendida como un ramo de ocho claveles que a todos enamora. Defensora incansable del género de las sevillanas y del rajear de guitarra de Andalucía, ella sabe a abril y a libertad, sin aditivos, colorantes, ni conservantes. María llevó al Maestranza las sevillanas como antes no se recuerda porque ella es su más salerosa y firme defensora y embajadora donde no llegan los cantes con volantes y mantillas. Sobre el escenario María se dejó la piel y Andalucía así lo entendió porque no dejó durante tres horas de concierto, que se dice pronto, de rendirse ante su poderío, gracia y difícil sencillez de mujer del Pueblo. Andalucía le quiere y puso su corazón a cada sevillana, a cada canción, a cada petición. A ella le sobraba el mundo. Ella es ella. Ella es torbellino de alegría. María sólo sabe entregarse de verdad y por derecho y a todos nos regaló una noche inolvidable. Una corredora de fondo que el éxito no ha cambiado ni una coma de su esencia. Andalucía se puso en pie con banderas de colores para vitorear a la Reina de las sevillanas.

¿Cómo fue la niñez de María del Monte?

Mi niñez fue fantástica, muy feliz. No tengo ni un mal recuerdo de mi niñez. Todo lo contrario. También me trató la vida bien con mi niñez y digo también porque me sigue tratando bien la vida.

Si no hubiese sido cantante, ¿qué hubiese sido?

A mí me da la sensación de que, si no hubiese sido cantante, hubiese sido cantante. Profesionalmente hubiese sido médico si no hubiese podido ser cantante.

Treinta años de carrera... ¿qué queda en el tintero?

En el tintero va quedando cada vez menos tinta pero con muchas páginas escritas de todos los colores. Páginas muy felices, páginas menos felices y, lo peor, las personas que la vida se ha llevado y de las que sólo queda el recuerdo, aunque siguen en el fondo estando conmigo porque el recuerdo está.

¿Es tratada la sevillana como la niña fea del flamenco?

¿Fea? Mario, Mario... Las sevillanas tienen sus días, pero, por encima de todo, le gusta a todo el mundo. Las sevillanas son un género precioso. Te voy a someter a un examen. Escucha una sevillana un día que estés alegre y escucha la misma un día que no estés tan alegre. Verás cómo son mágicas. Y algo que tiene magia, querido mío, nunca puede ser la niña fea de nadie (sonríe).

En una ocasión me dijo que quería ser querida más que admirada, ¿cuál es el secreto para que el pueblo le tenga tanto cariño?

A mí me gusta que la gente me quiera no que me admire efectivamente. La fama se va como con la ducha los perfumes. El cariño perdura. El secreto para que te quieran yo creo que es ninguno, más que la reciprocidad: hay que querer y dejarse querer.

¿Qué tiene del Sur?

¿Que qué tengo del Sur? Yo soy del Sur (risas).

¿A qué le tiene miedo?

Tengo miedo a que a la gente a la que quiero le pase algo, que tengan enfermedades que les haga sufrir, a lo demás a poco le tengo miedo.

¿Es cara la libertad?

La libertad es un placer. Hay cosas que no se compran con dinero. La libertad no tiene precio. El ser libre es un privilegio que no debemos perder.

¿Tiene una receta para ser feliz?

No eres nadie Mario Niebla... (risas).  Intentar ser feliz con las cosas más pequeñas que son las que más tenemos a nuestro alcance. Mirar a una flor nos puede hacer feliz. No esperar grandes cosas y centrarnos en las pequeñas cosas que la vida nos regala en el día a día y que están al alcance de cualquiera.

Si yo le digo Rocío...

Yo nací en una ciudad que es mariana por excelencia y en el seno de una familia católica. Tan respetable es ser creyente como no serlo. Yo nací con unos conceptos y unos principios a los que le tengo mucho respeto y es lo que me ha hecho ser y sentir como soy. Ese nombre qué bien me suena, suena a tantas cosas... Si me dices Rocío me dices casi todo...

¿Y Sevilla?

La capital del mundo. El lugar donde nací, donde la vida me permitió abrir los ojos y, desde luego, al que no cambio por otro.  Tengo la suerte de ser del Sur y de ser muy de aquí. Andalucía son ocho claveles que hacen un ramo precioso y que a cualquiera enamora.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Actualidad

Lo más visto

Contacto

Dirección: Calle Chicarreros 7,
                 CP: 41004, Sevilla

Tel: 627 943 102

       954 229 631

Email: direccioncomercial@revistaescaparate.com

Website: http://www.revistaescaparate.com